Cascadas chinas y chupadas callejeras

Todo siempre empieza con un colectivo. Y porque no, a veces, con un semáforo.

El 36 estampa violencia sobre la calle Gascón mientras un chico ni-muy-ni-tan se me acerca (o no, solo se acerca al asiento junto al mío) y se sienta. Coqueteo con un cigarrillo, como hago cada vez que cruzamos la avenida Córdoba, esperando una suerte de semáforos benévolos.

Esquina.

Semáforo eterno. Saco las pestañas, los ojos, después la nariz, por la ventanilla. Un hombre camina acompasadamente, sé que es de esos hombres que tienen las axilas amarillas y un gato de felpa con cabeza movediza sobre la gaveta del hipotético taxi Renault 12. El hombre gira la cabeza, hipnotizado por el movimiento ondulatorio de la piel que recubre dos senos que, debo admitir, captan mi imaginación. La muchacha también camina pausadamente. Lleva una carpeta bajo el brazo, uñas esculpidas, tanga blanca con encaje. Y todo desde la ventanilla del colectivo.

El semáforo sigue rojo.

“Te chupo toda la concha, mamita”. Esos piropos tan sutiles como marchitos todavía me toman desprevenida, y de igual manera le sucede a ella ahora. Será la conjugación del verbo, que siendo un futuro (por suerte incierto) también nos hace pensar en un presente en el cual, por dos segundos de encuentro callejero, dos imaginarios chocan gracias a ese piropo, y en ese lapsus hay una realidad paralela en la cual recibimos una no consentida lamida en el sexo. Por eso creo que la reacción de muchas mujeres de más de 30 años es la de manifestar el sentimiento de violación que las sacude cuando caminan (probablemente a propósito, como yo) por una obra en construcción al son de las invitaciones a la intimidad.

La joven es vigorosa y de reflejos vocales veloces, tal vez porque, como a mi, no la paralizan las groserías. “Andaaaaa puto a quien le vas a chupar vos?” y como guarnición un dedo mayor levantado en el aire para que todos lo vean. Después del piropo, las mujeres disfrutamos mucho de este papel.

Nada nuevo bajo el sol, me digo, salvo el semáforo que se extiende demasiado.

Y de repente veo al hombre, que volvió sus pasos al lugar de la chupada imaginaria y ahora mira con una sonrisa la vitrina de una regalería. Fascinado con una cascada de plástico a pila, que hace luces de colores y tiene el tamaño de una torta de cumpleaños de familia de clase media, entra en el local. Miro la cascada/fuente miniatura, probablemente china, más propia de un budista de bajo presupuesto que de un taxista con gatos de felpa en la gaveta.

Semáforo verde.

Y yo que me quedo pensando, hasta hoy, en lo mucho que me habría gustado verlo resurgir de la regalería con la cascada, en una bolsa dorada, con moño rojo.

3 comentarios:

Nosinapsis Cuando las Neuronas No funcionan dijo...

"'Te chupo toda la concha, mamita'. (...) Será la conjugación del verbo, que siendo un futuro (por suerte incierto) también nos hace pensar en un presente en el cual, por dos segundos de encuentro callejero, dos imaginarios chocan gracias a ese piropo, y en ese lapsus hay una realidad paralela en la cual recibimos una no consentida lamida en el sexo."


Bueno, cómo negar que el texto me gustó y, tal vez, por demás. No sé, cómo hacer eso. Pero... pero ese verbo está conjugado en presente del indicativo. Es decir, el tipo le está diciendo a la chica que le está chupando el sexo en ese instante, o no, porque justo ahí se largó a hablar sobre su hazaña. En todo caso no es un futuro, es una cosa que pasa o pasó. Pero que vos no viste y, por otra parte, la chica tampoco parece enterada de eso porque le responde:

“Andaaaaa puto a quien le vas a chupar vos?”

Quizá, el tipo quería chuparle la concha y no se la estaba chupando. Quizá, no sabía que lo que debía decir era "Te chuparé o te chuparía toda la concha"

No, a lo mejor el tipo era un poeta y por eso lo dijo como lo dijo.

Y..... y bueno, nada.

Te sigo leyendo.


By!

Antonella dijo...

está bien, te banco... pero que hacemos con "mañana te chupo toda la concha", o "mañana chupo algo" no? no es futuro eso? creo que aunque no diga "chuparé" estoy futureando, más si digo que te chupo algo...

y al mismo tiempo no entiendo el "pasó", no puede haber pasado a no ser que se me ocurra ponerle un acento loco que a su vez me desbarate el texto... pero si no chupó no chupó.

Nosinapsis Cuando las Neuronas No funcionan dijo...

Pasado porque si está hablando quiere decir que dejó de chupar.

Pero por otro lado ese chupo quiere decir que lo hace seguido, que es un habito. O sea, yo te chupo la concha todos los días, noches, atardeceres de mi vida, mami.

Y sí, también es una forma de futurear decir que mañana te chupo la concha o mañana te chupé la concha (una forma de advertencia).


En definitivas. Es una pelotudes, cosas que sólo yo puedo criticar.

Nos chupamos!

By!